Diez consejos para tener un clóset sano

Diez consejos para tener un clóset sano

por

423 posts

He aprendido varias lecciones sobre cómo, dónde, cuándo comprar ropa, cómo combinarla, cuándo NO comprar y a tener una estrategia personal para vestirse. Acá las comparto con ustedes.

Post originalmente publicado en gertiesme.com. Mira el original aquí.

Tengo una relación muy profunda con la ropa, aunque también inestable. Para los que me conocen, saben que pasé por épocas donde me preocupé mucho por mi apariencia, pero que todo se derrumbó con una baja de peso importante que tuve hace ya cuatro años.

Luego de ese momento, muchas cosas que tenían me quedaron grandes, estaba dañada por el uso o pasados los años, me recordaban a épocas malas de mi vida. Tengo una conexión emocional con las cosas que uso, especialmente con la ropa: algunas las guardo porque tengo diógenes.

#ootd

A post shared by Gerty Oyarce (@gertiesme) on

Cual Ave Fénix, he ido renaciendo de las cenizas, mejorando mis outfits de a poco, comprando cosas que realmente quería. Uno de los problemas que más he tenido que enfrentar es mi autoestima, un poco minada por malas decisiones, dejarme llevar por la basura que me decía alguna gente, pero después de mucho auto cuidado y terapia, fui aprendiendo a quererme a pesar de todo.

Además de mejorar mi autoestima, aprendí varias lecciones sobre cómo, dónde, cuándo comprar ropa, cómo combinarla, cuándo NO comprar y a tener una estrategia personal para vestirse. Acá las comparto con ustedes.

Los prejuicios nunca son buenos, menos contigo misma

Si hace mucho quieres ESE vestido y piensas que te verás demasiado ridícula o que no te viene sin siquiera habértelo probado, te comunico que te estás haciéndo un mini daño a ti. Pruébate la ropa, atrévete, las prendas no son de nadie y si cualquiera teniendo dinero puede comprarlas ¿Por qué no cualquiera debería usarlas?

Conoce tu cuerpo y lo que quieres transmitir

Cada rincón de ti es importante y es tu decisión si quieres potenciar o disimular alguna parte de ti. Si quieres verte más acinturada, disimular tus caderas o dejarlas ser a sus anchas busca prendas que logren ese efecto, siempre intentando respetar tu talla.

Invierte estratégicamente

Comprar ropa que te gusta no siempre significa invertir una millonada, pero muchas veces un par de zapatos más caros, un abrigo, un pantalón, más que ser un gasto, son una inversión que te puede durar muchos años. Si hay una polera de una tela delicada y cara, dedícale el tiempo para cuidarla, o si no te interesa comprar ciertas cosas más costosas, puedes ir visitando el retail sabiendo que no durarán tanto.

Hazte una reserva de básicos

“Este pantalón se vería genial con una polera blanca… que por supuesto, no tengo” ¿Te ha pasado? Dedícale al menos una tarde de tu vida a comprar básicos, busca una tienda donde te parezca que la calidad es buena y cómpralos. Así cuando no sepas qué ponerte, estén ahí.

La ropa es una expresión de tu forma de ser, no una moda a seguir

Encontrar mi estilo personal fue un trabajo de mucho tiempo de crecimiento y aprendizaje (sí, me tomo la ropa muy en serio), y lo esencial para ello fue pensar en la moda como una guía útil pero prescindible. Podemos tomar modas y adaptarlas a una, pero ¿Si la sigues al pie de la letra se verá lo que realmente quieres transmitir de ti, y que te haga sentir linda y cómoda contigo?

(A no ser que claro, quieras transmitir que siempre estás a la moda. Si es así, ignora este consejo, obvio)

Si no sabes con qué combinarlo, no lo compres

Estos pantalones los compré pensando exactamente que los usaría con esas zapatillas que ya tenía.

Estás mirando ese abrigo precioso, ese vestido, ese chaleco estampadísimo. Piensa en la ropa que ya tienes y piensa con qué puedes ponerte esa prenda. Si no encuentras nada, no lo compres. Para guardar ropa con etiqueta en el clóset que nunca usarás dándote la excusa de tengo que comprar esto te meterá en un círculo de impulsos infinito.

Don’t be a mall whore

He escuchado a amigas que me han dicho: “Yo entro a X tienda y me llevo tenidas completas”. Esto, además de parecerme un tanto aberrante, lo encuentro más que nada aburrido, a no ser que sea ropa de oficina. Es aburrido mirar a alguien en la calle y darte cuenta que todo lo compró en el mall.

Deshazte de los prejuicios: complementa la ropa del retail o centros comerciales con ferias, ropa americana, tiendas online de ropa nueva o usada. Otra cosa que hago muy frecuentemente es que con amigas nos intercambiamos ropa. Si a ella se le ve más linda esta falda, es momento de dejarla ir.

Las ofertas son muy bonitas, pero mentirosas

A estos zapatos les eché el ojo hasta que los encontré en oferta ¡Yay!

Es maravilloso llegar a una tienda y ver la palabra SALE en rojo en todas partes y no tan maravillosa la gente en estado de zombie peleándose hasta los accesorios. La ley de vida es la siguiente para cualquier prenda: si no la hubieses comprado a precio normal, no la compres en oferta.

Siempre (sí, siempre) elimina ropa de tu clóset

Con el tiempo aprendí que acumular es una de las cosas menos sanas que puedes hacer con tu ropa, porque generas una cantidad abrumadora de cosas y el Síndrome del No Sé Qué Ponerme aumenta, porque tienes más posibilidades, independiente las consideres o no. Eliminar ropa al menos una vez por temporada es totalmente aliviador ¿Mi criterio? Si no lo he usado en más de un año, adiós.

Inspírate

P.D.: Este post está hecho solo con looks que guardé pensando en ropa similar que tengo.

Tienes esa polera bellísima que no sabes con qué combinarla y tienes otra de algodón que es bonita pero sabemos que es conflictivo usar poleras de algodón, porque el límite entre el rock y el desastre es ínfimo.

Lo único que puedes hacer es inspirarte: buscar en redes como Pinterest o Instagram una prenda parecida a la tuya y cómo otras chicas las combinan te aclarará la película de todas maneras. Confía en el poder del hashtag, hermana.

CONCURSO CERRADO

Felicidades a nuestra ganadora, Ana Osorio Roca <3 ¡Te ganaste la gifcard para renuevatucloset.cl!