Homofobia en Chile: Pareja lésbica debe abandonar su casa tras ataque de vecinos

por

5187 posts

Un hombre y dos mujeres las amenazaron de muerte.

En un país donde las parejas homosexuales aún son atacadas por personas intolerantes es fundamental crear protección para las víctimas.

Justamente hoy la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, presentará el proyecto de ley de matrimonio igualitario el cual “garantizará a las parejas homosexuales todos los derechos y deberes de las uniones heterosexuales, sin excepciones” de acuerdo a lo publicado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

Un claro ejemplo de la homofobia en Chile es lo ocurrido el fin de semana en la capital (Santiago), donde una pareja lésbica denunció un violento ataque por parte de tres vecinos. Se trata de Jorge Arco Bautista, su esposa y su madre, quienes llevan cerca de dos años acosando a la pareja conformada por Dominique Moreau y Melannie León, de 28 y 25 años.

“En horas de la tarde un vecino me mandó estas fotos donde se ve el ataque a la casa donde hasta hoy vívía. Nos destruyeron todas nuestras plantas y lo que teníamos afuera, y amenazaron con esperarnos para golpearnos”, comentó a la prensa una de las mujeres.

Tras destruir lo que había fuera de la casa y lanzar pintura roja en la puerta, la pareja debió regresar junto a la policía y a miembros del Movilh para sacar sus cosas y abandonar su hogar ya que está más que claro que se encuentran en peligro en ese lugar.

Al observar este hecho, uno se pregunta qué están pensando estás personas a la hora de acosar a una pareja, pero esto no es lo peor ya que tras realizar la denuncia la policía fue a visitar el lugar sin realizar una investigación argumentando que habían otros procedimientos en espera. Así que dejaron a las víctimas del ataque a la deriva solas con estas personas violentas y homofóbicas. Creo que eso es más grave aún, si la propia policía no es capaz de proteger a las víctimas, entonces para qué están. ¿Para llenar formularios?

Incluso su actuar es más grave aún ya que, de acuerdo a lo publicado por el Movilh, cuando la pareja quedó sola los atacantes regresaron a amenazarlas de muerte y ahora de una forma más violenta aún. “Los carabineros debieron devolverse y pese a que escucharon las amenazas de muerte, nada hicieron y luego se fueron definitivamente. Les rogamos que no nos dejaran botadas ahí con los agresores. Después de rogar nos subimos en la patrulla y nos dejaron una cuadra más allá. Los agresores nos presionaron tanto que no pude sacar ni mis gatos, con miedo de que les hicieran algo”, cometa una de las mujeres.