Mujer regala su leche materna en Festival Burning Man

por

5187 posts

Cada tres horas debía bombearse los pechos y no había refrigeradores para guardarla así que la compartió.

Hace un tiempo les contamos sobre el festival más psicodélico del mundo Burning Man que se realiza en el desierto de Nevada donde se reúnen miles de personas cada año para disfrutar de la música electrónica.

Uno de los principales valores de este encuentro es la capacidad de compartir y hacer comunidad en torno a él, por eso se destaca la historia de Miki Agrawal una mujer que se encuentra en pleno proceso de amamantamiento y que asistió al evento sin su bebé así que le pareció una buena idea compartir su leche con otros fanáticos de la música.

Entre esculturas gigantes, carros alegóricos y escenarios en pleno desierto la diseñadora, que creó Thinx ropa interior para usar durante la menstruación, debía bombear sus pechos cada tres horas para sacarse la leche.

I pumped my breasts every three hours at @burningman and gave away most of my milk. Some people downed a whole four ounces hoping for a hangover cure. Some wanted it for their coffee to make lattes. So many were excited and curious to try it. I drank some too when I ran out of water, it tastes like sweet coconut milk! So many people told me that they had no idea that I had to keep pumping every three hours because they didn't know that breasts would become engorged and super painful if they were not pumped – nature's way of keeping mama and baby working together 🙂 It made me realize that most people (including me before I had Hiro) know very little about motherhood and birth and post birth and that this needs to be mandatory learning for all humans. Every human has been birthed and raised somehow and yet even the smartest people have no idea what this process looks like. Nobody learns how to become a parent, let alone a good one. Time to change this! Great parenting can change the world! More conversations about this soon! #burningman #burningman2017 📸: @annekejong

A post shared by mikiagrawal (@mikiagrawal) on

En una publicación realizada en su cuenta de Instagram comentó que:

“Me bombeaba los senos cada tres horas y daba la mayor parte de mi leche. Algunas personas tomaron un total de cuatro onzas esperando una cura de resaca. Algunos lo querían para su café para hacer lattes. Así que muchos estaban emocionados y curiosos para probarlo. Yo bebía también cuando me quedé sin agua, ¡sabe a leche de coco!”.

Sin duda, este acto casi poético y revolucionario, genera interés en la concientización que vivimos hoy en día sobre amamantamiento que a lo largo de la historia de la mujer ha sido un tema desde lo privado y visto como un tabú. En el festival no existen refrigeradores así que la alternativa era tirar la leche, perderla.

“Muchas personas me dijeron que no tenían ni idea que tenía que bombear cada tres horas porque no sabían que los pechos se volvían gordos y súper dolorosos si no los descargaba. Me hizo dar cuenta de que la mayoría de la gente (incluyéndome antes de que tuviera a Hiro) saben muy poco acerca de la maternidad y el nacimiento y post nacimiento y que esto debe ser un aprendizaje obligatorio para todos los seres humanos.

La verdad no sabemos cuáles son las implicancias de beber leche humana, sin embargo el hecho es interesante desde la perspectiva de la normalización del amamantamiento.