#PlannerAddicts: Guía para amar los lápices lindos y alcanzar la gloria

por

505 posts

Como persona desorganizada rehabilitada, les puedo asegurar que tener lápices hermosos me ha ayudado a motivarme tanto en el trabajo como en la universidad.

*Por Fernanda Carvajal

La fascinación por los artículos de oficina, la papelería, y los materiales para organizarse mejor no es una novedad. Pero entrar a este mundo puede ser abrumador. ¿Cuál es la diferencia entre usar estos lápices y uno normal? ¿Es una inversión o un gusto del primer mundo? ¿Es necesario gastar millones? Acá las respuestas.

Recuperé mi imperio 🔪✨

A post shared by Fernanda (@casasdebambu) on

Primero, un breve preámbulo: nunca fui una persona organizada. Recién en mis últimos años de colegio empecé a anotar las fechas de las pruebas en una agenda. Mi caligrafía era fea, y pensaba que eso me haría  imposible ser ordenada y tener un cuaderno perfecto como el de mis amigas. A pesar de eso, nunca abandoné el sueño: miraba las agendas o cuadernos de las demás, con letras legibles y bonitas, y anhelaba convertirme en una persona así.

Los modelos

Llegué a mi casa y me esperaban estas bellezas ❤️

A post shared by Fernanda (@casasdebambu) on

Partí mi adicción con los famosos lápices MUJI 0.38, que sólo se pueden comprar por internet (En eBay o Aliexpress siempre hay ofertas). Compré 5 y se acabaron al tiro: su tinta gel es ideal para escribir rápido, tienen en muchos colores, y lo que personalmente más me agrada, es lo fino que escribe. ¡Es 0.38! También hay más gruesos y con distintos diseños. El único defecto que les encuentro es que duran muy poco, así que si van a encargar, calculen que 5 lápices les durarán más o menos un semestre. El pack de 5 unidades sale $5.500.

Amo estudiar

A post shared by Fernanda (@casasdebambu) on

Ya fanatizada con los muji, encargué otros bien populares: los Pilot Juice. Aunque esta marca está en Chile, y tienen unos de un envase idéntico, tampoco se pueden encontrar en tiendas de nuestro país. Lo que más me gusta de estos lápices es que escriben muy fino, tienen más de 40 colores y vienen con una especie de clip para poder llevarlos a cualquier lado. Siempre dejo uno enganchado a un bolsillo. El precio por unidad varía entre los $1200 y $2000, pero siempre conviene llevar un pack: el de 12 colores sale cerca de $10.000.

Un clásico que sí está en Chile son los famosos Triplus Fineliners de Staedtler, que son perfectos para organizarse. Están en muchísimos colores, son fáciles de encontrar, y duran harto. El único problema es que en algunos papeles “sangran” y se pasan hacia el otro lado de la hoja, así que no los recomiendo mucho para escribir en hojas finas, pero para una agenda están perfectos.

Mi mayor logro.

A post shared by Fernanda (@casasdebambu) on

El último pack de lápices que añadí a mi colección son los Zebra Sarasa. Al igual que los anteriores, se trata de lápices de tinta gel, pero de una suavidad y secado rápido únicos. Me atrevo a decir que tienen el diseño más cómodo para la mano. No cansa escribir y la tinta se seca tan rápido que incluso mis amigas zurdas han abandonado su aversión a los lápices con este tipo de tinta.

Como bonus, les cuento que como siempre los asiáticos nos llevan años luz de ventaja, inventaron destacadores pasteles. Ideales para esas fotocopias oscuras donde el destacado normal hace que no se vea nada, o para embellecer tus apuntes o agenda. Mis favoritos son los Zebra Mildliners: son un poco caros, pero valen la pena. No hay vuelta atrás.

Los beneficios

Hay gente que no nació para ser ordenada: yo.

A post shared by Fernanda (@casasdebambu) on

Como persona desorganizada rehabilitada, les puedo asegurar que tener lápices hermosos me ha ayudado a motivarme tanto en el trabajo como en la universidad. Hago listas, anoto fechas, tomo mejores apuntes. Me dan ganas de escribir y de organizarme mejor.

Hay una técnica para organizarse muy popular en internet llamada color-coding. Básicamente se trata de utilizar distintos colores para categorizar las diferentes actividades. En mi caso, uso un color para las cosas de la universidad, otro para las cosas de trabajo, otro para mis actividades personales y un plumón grueso para los cumpleaños. Cuando ya tienes todas las fechas de una semana escritas, al verlas rápidamente sabrás que es lo que más tienes que hacer y a qué dedicarle más tiempo.

Pero también los lápices lindos me han ayudado a calmar mi ansiedad. A veces, en momentos de estrés, los saco de mi estuche y los ordeno: veo sus colores y armo un arco iris. Es extrañamente relajante. También los uso para pintar o dibujar, y decorar mi agenda.

Creo que organizarse bien y planear con anticipación es una gran forma de calmar la ansiedad. Nunca podremos controlarlo todo, pero organizarnos al máximo posible es una gran ayuda para saber qué es lo que se viene y cuál es la mejor forma de enfrentar el futuro próximo.

Tips finales

Ayer encontramos jelly roll moonlight a $900!!! Es una tienda en República con la Alameda ✨

A post shared by Fernanda (@casasdebambu) on

Ahora, ¿es necesario gastar una millonada? No. Todos estos lápices se encuentran fácilmente en internet, donde hay muchas ofertas. Una buena idea es comprar hartos con una amiga y así se ahorran el envío (que en todo caso, casi siempre es gratis), y se reparten los costos. No es necesario tener todos los colores: al final siempre terminamos ocupando 2 ó 3 tonos.

También en la feria he encontrado muchos lápices lindos, como los Stabilo, que se parecen mucho a los staedtler. En las librerías más famosas también hay pequeños tesoros. Solo hay que saber buscar y estar siempre atenta.

Los japoneses dicen que no hay nada que no merezca ser embellecido con una bella caligrafía o dibujos. ¿Por qué no empezar a embellecer nuestras vidas con estos lápices?