Mamá le explica a su hija por qué debe dejar de disculparse

por

5212 posts

La imagen de la mujer durante siglos ha sido creada bajo la impronta de sentir culpa por querer ser libres, por tener una opinión, por cultivar su apetito sexual, por no cumplir los falsos estereotipos, por no querer ser madres, por usar palabras prohibidas, por revelar tabúes como “la regla” y un millón de estupideces más.

La siguiente historia nos puede ayudar para ver que existe una salida de esta presión impuesta, debemos dejar de sentir culpa por no cumplir las expectativas absurdas de la sociedad y amarnos como somos.

Toni Hammer es una escritora, cómica, madre y bloguera que habla sobre diversos temas en su sitio web y también como columnista en el Huffpost.

Hace unos días publicó una intensa carta donde le explica a su hija que no es necesario que siga disculpándose ni dando explicaciones a todos si no es realmente necesario. Sin duda, un mensaje revolucionario para una niñas ya que nos crían desde siempre imponiendo una educación “femenina” culposa. Nos enseñan a pedir perdón por ser mujeres pensantes e independientes.

El origen de la carta publicada en Facebook por Toni es que su hija se aprestaba a entrar a clases y no quiso que experimentara lo mismo que ella para eso había que conversar sobre ciertos puntos.

“No pidas disculpas cuando alguien se choque contigo. No digas ‘perdón por ser tan pesada’. No eres pesada. Eres una persona con opiniones y sentimientos que merece respeto. (…) No te inventes motivos por los que no puedas salir con un chico con el que no quieres salir. No le debes una explicación a nadie. Un simple ‘no, gracias’ debería ser aceptable. (…) No pienses demasiado en lo que comes delante de la gente. Si tienes hambre, come, y come lo que quieras. Si quieres pizza, no pidas una ensalada sólo porque haya gente alrededor. Pide una pizza, joder”, son algunos de los consejos que Toni escribe para su hija.

La verdad es que si me hubiesen explicado esto cuando niña me habría ahorrado muchos dolores de cabeza y del alma. Creo que nunca es tarde para leer una carta como esta. ¡Anímense!

To my daughter,Don't apologize when someone else bumps into you.Don't say "sorry to be such a pain." You're not a…

Posted by Toni Hammer on Friday, September 22, 2017

A mi hija,

No te disculpes cuando alguien te tropieza.

No digas “siento ser pesada”. No eres pesada. Eres una persona con pensamientos y sentimientos que merece respeto.

No pienses en por qué no puedes salir con un tipo con el que no quieres salir. No le debes a nadie una explicación. Un simple “no gracias” debe ser aceptable.

No piense más en lo que comes delante de la gente. Si tienes hambre, come y come lo que quieras. Si quieres pizza, no consigas una ensalada sólo porque otras personas están alrededor. ¡Pide la maldita pizza!

No te dejes el pelo largo para hacer feliz a otra persona.

No uses un vestido si no quieres.

No te quedes en casa porque no tienes a nadie con quien salir. Llévate a ti mismo. Ten experiencias por ti misma y para ti misma.

No contengas tus lágrimas. Llorar significa que estás sintiendo algo que necesita salir. No es una debilidad. Es ser humano.

No sonrías porque alguien te dijo que lo hicieras.

No tengas miedo de reírte de tus propias bromas.

No digas “sí” para ser cortés. Di “no” porque es tu vida.

No oculte sus opiniones. Habla y habla en voz alta. Debes ser escuchado.

No te disculpes por ser quien eres. Sé valiente, audaz y hermosa. No te disculpes.