Músico chileno es denunciado por acoso sexual

por

576 posts

La afectada comentó que quisieron acercarla nuevamente a Pablo Gálvez en una especie de cara a cara, cosa que ella, debido a las circunstancias no aguantó.

Durante las últimas semanas las denuncias de acoso sexual han estado a la orden del día. Tras la polémica de Harvey Weinstein, al rededor del mundo la alerta ha comenzado a calar profundo.

Sin ir más lejos, en Chile, incluso antes del caso del productor de cine, ya se venían denunciando a través de redes sociales diversos casos de acoso, abuso y violencia contra las mujeres.

Durante las últimas horas se ha registrado un nuevo caso. Esta vez se vincula a un productor musical y músico chileno llamado Pablo Gálvez, reconocido en el ambiente underground del movimiento indie. Gálvez es director (fue destituido por acusación) del sello musical Invierno, guitarrista de (me llamo) Sebastián, miembro de la Cooperativa del Amor y de la banda Círculo Polar.

La denuncia fue realizada por Mili Oyarce, quien trabajaba con Gálvez en algunos proyectos musicales, a través de su cuenta de Facebook y también cuenta con una denuncia por acoso sexual en en la fiscalía de Ñuñoa (Santiago).

Primero que nada, se habla de una situación de acoso sexual, pero sin entregar nombres. Las personas involucradas fuimos yo y Pablo Gálvez (guitarrista de Me llamo Sebastián, trabajador del ministerio del desarrollo y director del sello invierno) en una jornada de esparcimiento ajena a la organización anteriormente mencionada”, dice la publicación de Mili, quien además menciona la declaración de la Cooperativa del Amor (un grupo de músicos  organizados para potenciar sus proyectos) respecto a su denuncia.

ME INTERESA QUE ESTO NO SE OLVIDE, EVITEMOS QUE SIGA PASANDO.Llevo bastante tiempo pensando cómo abordar esta situació…

Posted by Mili Oyarce on Friday, November 3, 2017

“Una semana después, lo hice público dentro de la Cooperativa, buscando el apoyo de mis compañeros y compañeras, entre quienes solo una se acercó a mí y abandonó inmediatamente el espacio, mientras otros aludían a que este era un problema privado entre nosotros dos y hasta que podía ser producto de una confusión”, agrega.

La afectada agrega que quisieron acercarla nuevamente a Gálvez, cosa que ella debido a las circunstancias no aguantó: “Finalmente, la decisión del grupo fue enfrentarnos en una suerte de “cara a cara” en un parque, con el fin de contraponer versiones y ver quién permanecía en la organización. Yo, no soporté esa situación, pues ya había sido enfática en que no quería trabajar en el mismo espacio que Pablo“.

Mili Oyarce, además pidió que otras víctimas de abuso dentro de la escena musical chilena le den a conocer sus casos “para que podamos hablar, ya que me sirve para la demanda en curso de acoso sexual en contra de Pablo Galvez Zuñiga que esta acogida en la fiscalía de Ñuñoa”, añadió.