Estos hábitos te convertirán en la pareja perfecta

por

576 posts

Pista: no tienes que ser perfecta.

Muchas veces estamos con alguien y tenemos problemas, y en vez de mirar en nuestros propios fallos, culpamos que la persona simplemente no es compatible con nosotras, evadiendo la oportunidad de crecer y madurar.

Seguramente has visto parejas que duran muchos años, que parecen estar bien todo el tiempo y que resuelven sus problemas de forma adulta y responsable.

¿Cómo lo logran? Deberías seguir estos consejos.

Ámate

Este es un principio fundamental. Si no te amas a ti mismo, probablemente buscarás dependencia o llenar vacíos a través de tu relación. No puedes amar y cuidar de otro si no te amas.

Distingue amor de apego

El miedo a la soledad, el apego emocional, la necesidad social de estar en pareja, convierten estar en una relación en algo que no es amor.

Acepta, no toleres

Amar es aceptar. Si tu pareja tiene defectos, no eres tú el encargado de cambiarlos, ni mucho menos tolerar o aguantar porque eso es esperar que el futuro sea diferente.

Alienta su libertad

Las personas no son cosas dispuestas a todo por ti. No serás su prioridad número uno en la vida, no estará a disposición tuya siempre y eso no significa que no te ame. No es que no te quiera, es que es una persona independiente, libre, dueña de su cuerpo y su mente.

Respeta

Respeto no es solo no gritar groserías o abrir la puerta, es estar consciente de que el otro es un ser humano con tantos defectos y virtudes como tú o cualquier otra persona, que puede equivocarse o no, pero que posee una dignidad propia que no puedes pasar a llevar ni física ni psicológicamente.

Sé honesta

No solo se trata de fidelidad, la honestidad es mantener la relación libre de mentiras y de cosas que nublen las bases de lo que tienes con tu pareja. Esto es fundamental.

Olvida el concepto “perfección”

Pese a que el título de este post lo dice, el concepto de perfección es algo que deberías olvidar. Siempre cometerás errores, cambiarás con el tiempo, y una relación ideal no es la que no tiene ningún problema: es la que los supera y afronta juntos.