Hugo Grisanti: "Me fascina poder provocar"

En el mundo de la estética y el diseño de interiores, su nombre hace tiempo que suena fuerte. Con una propuesta que se renueva constantemente y que busca ante todo sorprender, hoy es uno de los profesionales más requeridos en su rubro.

Desde que estudiaba arquitectura, Hugo Grisanti se empezó a dedicar al interiorismo y el diseño de objetos. Gracias a su propuesta conceptual e innovadora para la época, con colores fuertes y mezclas eclécticas que no se veían en un Chile más tradicional, su carrera despegó rápidamente. Hoy divide su tiempo entre dos oficinas, Grissanti-Cussen, en la que junto a su socia Kana Cussen, se dedica al interiorismo de tiendas, restaurantes, hoteles o proyectos particulares, -y con la cual ganaron el Premio CasaCor 2011 al mejor espacio-, y Fantuzzi-Grisanti, donde realiza proyectos de ambientación de eventos.

-Belelú: ¿Qué significa el éxito para tí?
-Hugo Grisanti: Para mí el éxito es poder trabajar en lo que quiero y de la manera que quiero hacerlo. Poder vivir de eso  y ser reconocido en eso. No se mide en cuánta plata gane o no, o en cuántos premios me gane o no. Es poder haber tomado la decisión en un minuto de decir ‘ok, me voy a dedicar al interiorismo y además, lo voy a hacer con un sello bastante particular', que no es el más comercial, probablemente.

-B: ¿Cuándo sentiste que te estabas destacando, marcando una diferencia?
-HG: Cuando recién estaba empezando, me invitaron a una exposición en el Hotel Carrera,  “El Hotel de mis sueños” (2002). Ahí tuve la oportunidad de hacer una pieza y tuve que decidir, o hacer una pieza full comercial, que todos digan quiero que éste sea mi decorador o hacer algo un poquito más freak, que dé que hablar. Obviamente me fui por hacer algo mucho más como una instalación. Una pieza donde todo era naranja, los muros, el piso, los muebles, la ropa, todo. Entré con una propuesta un poco más conceptual.  Y me fue súper bien. Me empezaron a llamar mucho para cosas un poco más atrevidas, que era lo que yo quería. Y de ahí en adelante, siempre he hecho proyectos en esa línea, para gente que quiere algo especial, alguien que quiere que piensen más su espacio.

-B: Probablemente el éxito para algunos sea simplemente ganar dinero, pero a veces hay otras motivaciones que te inspiran para desarrollarte como persona, de estas otras, ¿cuáles son las que a ti te mueven?
-HG: Me mueve estar inventando y estar haciendo cosas. Estar en proyectos entretenidos, haciendo cosas que me cautiven. Ahora estamos haciendo el interiorismo de un hotel en la Casa Lehuedé, la casa roja que está en la plaza Camilo Mori, en Bellavista. Ese tipo de cosas me hacen levantarme feliz, más allá de la plata o lo que sea. Me motiva trabajar, no para tener cosas materiales o cambiar el auto, sino para viajar. Cuando con mi socia (Kana Cussen) estamos agobiados, nos ponemos esas metas. Trabajamos tal fecha para dejarnos libre un mes para nuestro próximo viaje, a Nueva York, a la playa o a donde sea. Con el tiempo cada vez más, me he dado cuenta que me fascina poder provocar. Da lo mismo si lo que tú hiciste lo encontraron horrendo o bonito, mientras a la gente le pase algo y hable y se despierte. Para mí eso es un logro.

 

-B: ¿Qué tan importante es el tiempo libre en tu vida?
-HG: No tengo tanto tiempo, porque en realidad se me confunde un poco el tiempo libre con el tiempo de trabajo, de hacer cosas. No tengo esa cabeza tan estructurada, de que llego a mi casa y apago el switch. Para mí tener tiempo libre y estar metido en un blog de diseño, finalmente es un poco lo mismo. Y en el tiempo como de no hacer nada, me encanta estar acá en mi casa, con mis perros. En la semana estoy con tanta gente, que los minutos que estoy solo los disfruto muchísimo.

-B: ¿Cómo has logrado compatibilizar tu éxito profesional con la familia y tus hobbies?
-HG: Se mezclan absolutamente. Siempre hay tiempo, pero uno tiene que empezar también a hacer el ejercicio de destinar tiempo a ciertas cosas. Yo sé que a mis amigos, en la semana o con algunos trabajos los veo. Pero hay un minuto en que uno dice ya, el sábado en la tarde lo voy a dedicar a estar con mi familia, con mi hermana, con mi mamá, con mis sobrinos. Porque si no, no te das cuenta y en dos meses no viste a tu gente.

Esta entrevista es parte de "Los 17 de la Series 7", un conjunto de conversaciones con destacados líderes chilenos en ámbitos como el emprendimiento, medio ambiente, tecnología y otros.

powered byDisqus