"La dieta Manhattan": El secreto de las neoyorquinas

Algunos de los tips que se desprenden del libro recomiendan caminar como maniática, comer bien pero poco, tomar agua y eliminar la comida rápida de sus vidas.

Nueva York es una de las ciudades más importantes del mundo en lo que a moda se refiere. Pero además es la ciudad ícono de las chicas con actitud y estilo.

Esto lo sabe todo el mundo y también la escritora Eileen Daspin quien escribió un libro sobre las mujeres de Manhattan enfocado principalmente en su dieta y por qué estas son tan delgadas. El titulo es "La dieta Manhattan. Pierde peso mientras vives una vida fabulosa", el cual ha tenido una dura crítica ya que algunos consideran que el libro podría ser una inspiración para las chicas con problemas alimenticios o anorexia.

La investigación para descubrir por qué las neoyorquinas siempre se ven tan delgadas y tonificadas se basó en la vida de 25 mujeres que escribieron sus hábitos alimenticios, además de incluir detalles importantes de su rutina diaria como caminar decenas de cuadras en vez de viajar en auto o subway. Daspin escribe que "el típico neoyorquino recorre a pie unos dos kilómetros al día entre sus actividades cotidiana no como deporte".

Algunos de los tips que se desprenden del libro recomiendan caminar como maniática, comer bien pero poco, tomar agua y eliminar la comida rápida de sus vidas. Además, asegura que el aceite de oliva es clave en la alimentación junto con dejar SIEMPRE un poco de comida en el plato "aunque sea una miga pero tienes que estar consciente de que lo estás haciendo y observar cómo se va a la basura", aquí si que lo encontré obsesionado.

También recomienda darse mucho tiempo para comer y disfrutar cada bocado. Jamás hacerlo caminando o en un auto. Un punto interesante es el que recalca que es bueno no siempre comer ensaladas y reemplazarlas de vez en cuando por un sándwich.

El libro no ha caído muy bien en la sociedad neoyorquina ya que como les conté en algunos casos pareciera avalar la mala alimentación. Rebbeca Flint es experta en temas de comida y criticó fuertemente la publicación en el sitio web chow.com: "Ella (Eileen Daspin) comienza el libro admitiendo que ha hecho dietas desde que tenía 12 años y continúa diciendo que sus amigas privilegiadas son mujeres a imitar. Está aquella que derrama agua sobre los restos de su comida para no verse tentada a comerlos, otra que sólo come arroz blanco y frijoles cuando ordena comida china, y otras que renuncian a las tentaciones de Tasti D-Lite (un conocido local de comida de Nueva York) por los placeres más seguros de un Tootsie Roll o Twizzlers (ambos caramelos típicos de Estados Unidos)".

Me gustaría leer el libro para ver que tantas aberraciones descubrimos en él, a diario veo mujeres que piden una ensalada de almuerzo y comen la mitad o que en eventos nocturnos toman un pequeño bocadillo y solo se comen un pedazo. No sé si será el caso de las neoyorquinas pero seguro debe ser la misma tónica, el problema es que se hable como si fuera la panacea. Obvio que si no comes nada no engordas, pero te desmayas.

Fuente: www.nypost.com, www.emol.com

powered byDisqus