¡Recomendadísimo! Cómo llevar tu cabello en cada estación

Si bien no hay reglas para los cambios de look, hay momentos más propicios para ciertas estaciones del año.

Cada temporada trae consigo diferentes costumbres, formas de vestirse y de andar. Todos estos factores influyen en cómo llevar nuestro pelo. Por comodidad o por gusto, existen ciertos cortes o looks que son más fáciles de llevar en determinada época del año. Veamos algunos ejemplos.

En verano, el calor hace que sudemos más, que queramos tener el rostro fresco y despejado. No por nada durante esta época se hace imprescindible la compañía incondicional de un buen collet o cintillo en nuestra cartera. En invierno, por el contrario, el frío nos permite llevar looks que pueden tapar un poco la cara sin incomodarnos como en la estación cálida.

¿Algunos ejemplos?

Ya adivinarán que las chasquillas son ideales para invierno. Sean cortas, largas, gruesas o desmechadas. El flequillo en invierno no nos será incómodo, nos dará un poco más de onda y calzará perfecto con chaquetones y abrigos, ya que nos dará un toque femenino y hasta un poco infantil. Un look invernal chic que nos alejará del estilo mata-pasiones “Me siento fea” del invierno. Si nunca ha probado, el invierno es un momento ideal para arriesgarse con una chasquilla que deje plop a sus amigos.

Los cortes en la estación fría pueden ser pesados y rectos, ya que permiten secarse con secador sin inflarse infinitamente o plancharse sin asarse como en verano. Ojo, ojalá el corte en invierno no quede justo a la altura del cuello ya que incomodará o no se lucirá si acostumbras usar bufanda. Idealmente o cuello despejado, o más allá de los hombros.

En verano, hay que decirlo, todas nos sentimos mejor con nosotras mismas. El solcito y los atuendos más ligeros ya son de por sí cómodos y atractivos. Para nuestro pelo entonces es recomendable jugar con cortes más desflecados, que queden con ondas al secarse con el sol veraniego, dando un look más fresco, liviano y sexy. La chasquilla ojalá ya esté larga y permita, en caso de desesperación, agarrarse con un pinche.

Si bien no hay reglas para los cambios de look, hay momentos más propicios para ciertos cambios. Si sabemos que el verano suele secar el pelo y aclararlo, entonces hágase reflejos en invierno o un free style suave en primavera ya que en los meses venideros aclarará.

En otoño va a necesitar hidratar y aplicar, al menos, un corte de puntas. Así es, nuestro pelo va viviendo con nosotras cada estación y es mejor ser buenos compañeros e ir acomodándonos juntos a cada temporada.

powered byDisqus